Sabor y Tradición: Salsa pesto, dulce de frutabomba y pollo con albahaca

En los últimos trabajos de Sabor y Tradición he tratado de dar a conocer sobre plantas que en algunos casos podemos cultivar y nos sirven tanto para condimentar en nuestra cocina, como para ayudar a mejorar nuestra salud de una forma natural, lejos de químicos. Las podemos tener al alcance de las manos con solo sembrarlas en jardines, macetas y patios interiores. Hoy hablaremos de la albahaca.

Es una planta aromática, de zonas tropicales de África central y el sudeste asiático. En Cuba tenemos —que yo conozca— la albahaca morada y la albahaca blanca, aunque pueden haber más. La albahaca blanca es la que más utilizo en la cocina. Pero existen otras variedades y formas de nombrarlas de acuerdo a los países y regiones, como también varía la forma de sus hojas, unas más alargadas y otras más redondas. Tienen un sabor dulzón y fresco.

Se emplea en té, platos fríos, ensaladas, postres, sopas, guisos, potajes, con carnes, con diferentes quesos. Utilizando de la mata sus tallos, las hojas, los brotes tiernos, las flores, sus aceites esenciales. Además, se pueden usar frescas, secas, congeladas y en conserva.

Entre los productos más nombrados, yo diría, está la salsa pesto, que  da un toque especial. Pero se pude usar en todos los platos a gusto, por ejemplo en unos frijoles negros le da un toque personal.

Se dice  que es originaria de la India, donde simboliza al Dios hinduista Vishnu. La leyenda helénica cuenta que Santa Elena madre de Constantino, el emperador, encontró la Santa Cruz en un terreno cubierto de albahaca, lo que hizo que se le denominara a la albahaca “planta de los reyes”, consagrándola a su Dios Marte, también fue asociada al duelo y la desgracia.

Cada pueblo le atribuye poderes y usos, los egipcios la empleaban como componente de sus preparados para el embalsamiento. Los romanos la asociaban a la pasión y la fecundidad, convirtiéndose en símbolo de los enamorados, además de ser el condimento principal en mucho de sus platos.

Según se dice fueron los griegos quienes la introducen en Europa hace ya 2000 años. En el siglo XVII es en Francia donde se comienza a utilizar la albahaca en la cocina para preparar diferentes platos y salsas. También se hace referencia a su uso en Marruecos, Madagascar e Isla Reunión

Como planta medicinal aporta grandes beneficios por las propiedades que tiene, la podemos utilizar además del té, como cataplasmas. Es un compuesto de sustancias como linalol, eugenol entre otras que le dan propiedades curativas a la planta. Así como un buen repelente para los insectos debido a su olor intenso. Entre las propiedades y uso tenemos:

  • Es antiespasmódica, analgésica, antiséptica, antioxidante, antibacteriana y  antiinflamatoria.
  • Contiene taninos, ácidos orgánicos, sales minerales, vitaminas, es rica en calcio y potasio.
  • Sirve además para calmar los nervios, alivia los malestares estomacales, puede ayudar a combatir el insomnio y la fatiga física.
  • Ayuda a controlar la memoria y los nervios, mejora los síntomas de problemas bronquiales, mejora el sistema inmune y aumenta las defensas del cuerpo, mejora el dolor de garganta, combate el estrés, reduce la fiebre, incrementa la función renal, calmante para dolores musculares, mejora el sistema cardiovascular y previene enfermedades del corazón, alivia la tos y el asma, es buena para la vista, combate el acné, elimina el mal aliento, entre otros beneficios.

Cómo emplearla: La albahaca la podemos tomar tanto sus hojas y flores secas para hacer infusión, se pueden tomar tres tazas al día, después de las comidas.

En el caso de los aceites  esenciales puros, preferentemente en aplicación externa. El aceite esencial mezclado con aceite vegetal, aplicar como protector y restaurador epidérmico en forma de masaje o fricción. Mientras que el aceite esencial o el extracto, diluido en agua, en gárgaras para problemas bocales.

Algunos preparados:

  • Hervir hojas de albahaca con cordobán y luego agregar un poco de leche y azúcar. Ingerirlo cada 2 o 3 horas para bajar la fiebre.
  • Masticar 12 hojas dos veces al día ayuda a reducir el estrés y calma el sistema nervioso.
  • Hacer una infusión con sus hojas y tomar un par de cucharadas cada hora, alivia el dolor  de cabeza.
  • Machacar hojas de albahaca hasta que estén suaves y poner en afecciones de la piel.

Para su conservación:

  • Lavar y secar las hojas y ponerlas en el congelador en una bolsa plástica.
  • Lavar las hojas, secarlas y ponerlas en un pomo seco y poner una camada de hojas y alternar con otra de sal, aprisionándolas bien  y luego agregar aceite, que quede por encima de la preparación   cerrar herméticamente y poner en el lugar más oscuro del frio para conservar el color.
  • Tomar ramitas frescas,  lavar y dejar secar y luego molerlas y ponerlas en un pomo seco y tapado.

Espero le sirva de utilidad y conocimientos igual que a mí, para emplearla más en nuestro uso diario, ya sea como condimento o para tratar de aliviar algunas dolencias dadas las necesidades y escases de medicamentos que tenemos.

Además, les traigo las recetas de salsa pesto original, es una salsa que se prepara en crudo, es un alimento fresco y natural. Y está considerada entre las grandes maravillas de la cocina italiana.

Sí, ya sé, ¿dónde encontrar los productos? Bueno le doy la original, usted al igual que yo podemos hacer variaciones y hacer nuestra salsa propia, no será la pesto original pero es la nuestra. Por ejemplo, yo sustituyo la semilla de piñones, por esas maravillosas almendras que encontramos botadas en la calle y no le damos importancia, las recojo, las lavo, las seco y luego parto para extraer la almendra y tostarla. Se encuentran recetas que no tienen el fruto seco.

En cuanto al queso es difícil uno, cuando más dos tipos, le pongo el que consiga. Y en el caso del aceite, el ideal es oliva, pero se pude hacer con otro aceite vegetal cualquiera. Y así logro la salsa a mi gusto, de acuerdo a lo que dispongo y puedo. ¡Quizás algunos la puedan hacer!

Además de la salsa pesto, le traigo cómo hacer leche condesada, dulce de frutabomba y pollo con albahaca. Espero los disfruten.

Salsa pesto

Salsa pesto. Foto: Okdiario.

Ingredientes (varios servicios):

Tres tazas de hojas de albahaca frescas, 2 dientes de ajo, ¼ taza de queso (parmesano y pecorino rallado), ¼ taza de aceite de oliva y  sal a gusto.

Preparación:

Lave las hojas y póngalas a escurrir. Limpie y macere los ajos.

Ponga en una batidora o procesador las hojas de albahaca, el fruto seco, sal y bata hasta obtener una pasta. Poco a poco incorpore el aceite hasta obtener una mezcla uniforme. Lo ideal es que no quede muy líquida, pero tampoco muy sólida.

Luego agregar el queso, mézclelo y puntéela de sal. Póngala en un recipiente de vidrio, tápela y resérvela.

Leche condesada

Leche condensada. Foto: Recetinas.

Ingredientes (varios servicios):

Una taza de leche en polvo, 8 cucharadas de azúcar, ½ taza de agua.

Preparación:

Ponemos a la candela una cacerola con el azúcar y el agua para hacer un almíbar a gusto a punto medio. Bájela y déjela refrescar.

Eche la almíbar en el vaso de la batidora y comience a batir, le va añadiendo poco a poco la leche en polvo hasta lograr el punto deseado para la leche condesa.

También si lo desea puede darle sabor, empleando una cucharadita de polvo de chocolate o fresa, de esos que le dan a los niños de la tercera de edad (a mi esposo no hay quién le diga que es para viejos). También le puede agregar extracto de vainilla a gusto.

Dulce de frutabomba

Dulce de frutabomba. 

Ingredientes (varios servicios):

Una frutabomba bien verde mediana, 1 taza de agua, 1 taza de azúcar y 2 cortezas de limón.

Preparación:

Lave y pique a la mitad la frutabomba, luego extráigale las semillas. Pique tajadas a lo largo y luego lásquelas bien finas y póngalas en una bandeja al sol para que se deshidraten bien.

Cuando estén ponga una cacerola a la candela con el agua, la corteza de limón y el azúcar para hacer una almíbar, cuando esté espesando agregue la frutabomba y deje que cocine. Quedará un dulce diferente, la frutabomba deshidratada se hidratará con el almíbar y queda delicioso.

Pollo con albahaca

Ingredientes (4 servicios):

Cuatro contramuslos u 8 muslos, 1 cucharada de harina de pan o de maicena, 1 cucharada de vinagre, ¼ taza de vino seco, ½ cebolla, 4 dientes de ajo, 1 ají pimiento, 1 hoja de orégano, ½ taza de hojas de albahaca, 2 cucharadas de aceite, pimienta y sal a gusto.

Preparación:

Limpie, lave el pollo, póngalo en una fuente y polvoréelo con la harina de pan cubriéndolo bien. Limpie y pique en tiras finas la cebolla. Limpie y macere los ajos. Lave y pique en tiras fina el ají. Lave y pique bien fina, bata o muela las hojas de albahaca y orégano, junto con el vinagre.

Ponga una cacerola a la candela con el aceite, la cebolla, el ajo, el ají, un poco de sal y deje que comience a sofreír, agregue el pollo y dórelo, luego agregue el vino seco, el batido de albahaca y orégano mezclándolo todo bien unos minutos. Cúbralo con agua, puntéelo de pimienta y sal déjelo cocinar hasta que se reduzca el líquido y quede una salsa a gusto.

Publicado por Joven Club de Computación y Electrónica Mariel II (06-08-2021)

https://jcce2.wordpress.com/2021/08/06/cubainformatiza-y-jovenclubteconecta-134/