Tic, tac

un pueblo
un corazón
una razón
un compás
una canción
unísonamente
una voz
un estampido
una alegría
solo una
un sentimiento
solo uno
un deseo
de miles
de gentes
unísonamente
diciendo
una palabra
una emoción
del mismo
cerebro
que nunca
para
nunca para
nunca para
de pensar
uno, dos, tres
y nunca más
uno, dos, tres
no vuelve atrás
somos todos
un pueblo
un mundo
bajo el mismo
corazón
tic, tac
tic, tac
¡RINNNN!

María Angélica Mendoza